Tu marca: mejor callada.

Carta abierta para marcas oportunistas.

 

En nuestra anterior entrada hablábamos sobre cómo habían reaccionado algunas marcas a todo el caos generado tras el anuncio del estado de alarma decretado por el gobierno. Poníamos la lupa sobre la personalidad y los valores de muchas marcas y cómo a algunas se les iba a poner complicada la situación según las medidas y acciones que adoptasen durante esta crisis.

Marcas sin alma

En este tiempo han sido muchas marcas las que han reaccionado positivamente. Han sido muchas acciones altruistas las que hemos visto por parte de marcas y empresas privadas. Por desgracia muchas han demostrado la otra cara de la moneda despidiendo a sus trabajadores incluso cuando son  empresas solventes.
Pero hoy quiero escribir sobre las marcas que lejos de hacer las cosas bien, de demostrar sus buenos valores, de afrontar esto con imaginación y creatividad, se quieren subir al carro de quien realmente está aportando valor y sabiendo llevar toda esta crisis.
De repente están saliendo como champiñones campañas que usan las imágenes de la gente confinada en sus casas tratando de «tocarnos la fibra» en lo emocional y queriendo mejorar la percepción que tenemos de ellas. Pero no. Es demasiado evidente. Por eso te escribo a ti, marca que se aprovecha de la situación, que:

No me vengas AHORA con que «quieres estar donde yo esté». Con que «en tiempos difíciles estás ahí». Queriendo formar parte de nuestro confinamiento o de nuestras salidas al balcón. Apropiándote de nuestros mensajes de solidaridad y engrandeciendo a la raza humana como si la acabases de descubrir. Queriendo compartir ese sentimiento que nos une diciendo “juntos lo hacemos” ó «juntos lo lograremos«. No, no me hablan las personas que hay detrás de tu marca, con las que sí comparto esos sentimientos. Me habla tu interés y descaro. Tu marca, la cual no se ha preocupado nunca de cómo me siento o qué necesidades reales tengo. No quieras subirte a un carro que te asegure beneficios a corto plazo. No, no es el momento. Si por desgracia como marca, no has sabido trabajar la estrategia y la reputación: cállate. Suena duro, pero es mejor estar callado que meter mil veces la pata. Espera, reflexiona y escribe sobre ello. Escribe mucho sobre ello para dejar documentado todo lo que detectas que no te sirve. Prepárate para trabajar en ello cuando todo esto acabe. Prepara tu estrategia, tus nuevos valores, tus promesas y tus emociones. Pero no me insultes moralmente haciéndote abanderada de una emoción que lejos está de tus verdaderas intenciones. Promesas vacías. Queremos hechos y no palabras.

La reputación se trabaja día a día. Y por mucho que ahora quieres parecer lo que no eres se te ve el plumero. Es más, se evidencian muchísimo más tus carencias. Es patético el intento de acercarte a nosotros cuando hace prácticamente un mes te daba igual un cliente más o menos. Antes no me mirabas y ahora me mendigas. Pero no, no es el momento.

Solo es el momento de marcas que ya venían con ese trabajo hecho de casa. Porque formaba parte de su ADN. Porque esa actitud era parte de su motor diario antes de esta crisis. Por eso les resulta natural. Por eso son capaces de organizar festivales, de movilizar gente y de hacer que sus ingresos aumenten en algunos casos. Porque en realidad nada de eso les importa. Porque ya eran así y eso no se puede fingir. Por eso te pido que te calles. Que dejes a quien de verdad siente lo mismo que nosotros que interactúe y nos haga los días mas agradables y que tu sucia estrategia cutre de cercanía y empoderamiento te la guardes para cuando podamos tirar tu flyer a la basura y olvidarte, igual, que tu ya nos tenías olvidados.

Son momentos duros para todas las marcas, para todas las personas. Por eso la empatía ha de ser nuestra prioridad. Sigamos construyendo futuros mejores siendo más humanos y emotivos.
¡Gracias por la lectura!

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies